2020. Repaso a una corta e intensa temporada.

2020, un año difícil, un año para seguir creciendo.

No cabe duda alguna de que 2020 pasará a nuestra memoria como uno de los años más desafiantes de nuestras vidas. En marzo, la situación comenzaba a complicarse provocada por la pandemia de la COVID-19. El cierre de instalaciones, restricciones, cancelaciones y diversos confinamientos en base a los diferentes lugares de nuestros atletas (España, Lituania, Italia, Reino Unido…) nos hacía reinventarnos y comenzar a replantear la temporada de nuevo. Sin duda, una temporada marcada por la incertidumbre en cuanto a la realización de pruebas y con constantes cambios de fechas y cancelaciones de última hora que nos han obligado a ir adaptándonos sobre la marcha, aunque siempre con un objetivo claro por encima de las competiciones, el seguir creciendo como deportistas.

No han sido demasiadas las pruebas que han conseguido salir adelante durante este año, pero podemos destacar los pocos atletas afortunados que han conseguido estar en sus respectivas líneas de salida.

Arrancabamos la temporada nuestro querido Marco Gavazzi desde Italia, con una gran actuación en Aronamen (media distancia), prueba que sería la vuelta a las competiciones post COVID en Italia.

Por otro lado, Alfredo Rebaque y Aitor Rodríguez conseguían, finalmente, estar en la línea de salida de una de sus pruebas preferidas, SwimRun Madrid. Ambos atletas acostumbran a cerrar la temporada con una prueba de estas características y en donde consiguieron llevarse la plata.

Mikel Ibergallartu sería nuestro mayor representante durante esta temporada, con la realización de los campeonatos de España élite y la vuelta de las competiciones internacionales, donde nuestro joven atleta demostraba un año más el trabajo continuo de año a año y cerraba una corta pero intensa temporada con magníficos resultados.

Arrancábamos la temporada en Pontevedra, en un Campeonato de España Sprint improvisado a un formato sin drafting a 48h de su celebración, para pasar dos semanas después a la prueba principal del calendario nacional en Banyolas, el Campeonato de España de Triatlón, donde obtenía un gran 19º puesto y cerraba el fin de semana llevándose el bronce en el Campeonato de España de Relevos Mixtos con el Saltoki Trikideak. Semanas después, y bajo el mismo formato, conseguirían el 5º puesto en el Campeonato de Europa de Relevos Mixtos celebrado en Alhandra (Portugal), con la vuelta de las competiciones internacionales, disputándose el día anterior el Campeonato del Mediterráneo de Triatlón bajo distancia sprint, donde se conseguía la 28º posición en una sólida prueba que contaría con un grandísimo nivel lo que suponía un gran paso de cara a la Copa de Europa de Barcelona. Serían pues, tres semanas consecutivas intensas de competición, viajando entre medias a la localidad de Roquetas de Mar, donde se celebrarían en un mismo fin de semana las pruebas de la Liga de Clubes, Copa del Rey y Campeonato de España de Relevos donde esta vez quedarían en 4ª posición a un segundo del podio.

La Copa de Europa de Barcelona sería el punto y final a esta corta e intensa temporada. Una prueba de gran nivel internacional donde, tras una gran natación, un pequeño error en la T1 costó la pérdida del grupo principal y con ello la lucha por una gran posición, finalizando en el puesto 43º.

Sin duda alguna una corta pero intensa temporada de la cual sacamos muchos puntos positivos. Cerramos temporada de competiciones, pero ya estamos inmersos en preparar la próxima temporada y demostrar todo el trabajo realizado hasta el momento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: